jueves, noviembre 30, 2006

poema para despedirse de una novia hippie

desperté una vez más, entre sombras matizadas
con olores nauseabundos, con recuerdos desteñidos
bajo el techo de lamentos, con el cuerpo muy dolido
y en un aire marmolado encontré lo que olvidabas
fuiste estrecha en tus designios, no podías ser correcta
no me hablaste de caricias, no dijiste que era rancia
la tarde de aquel invierno, cuando usabas tu fragancia
con mi anosmia entrometida, hasta ahí eras perfecta
todo el mundo no entendía, como tu conmigo estabas
y agradezco a mis amigos, que decían a tu espalda
"ten cuidado con tu olfato, no te embriagues en su falda"
en secreto ellos sabían, nunca el baño visitabas
ahora dejo que te vayas, golondrina de artificio
vete ahora junto al viento, vuela lejos amor mío
y el perfume de tus alas, deja lejos al vacío
porque hoy en mi nariz, destapé los orificios
(30/11/06)

1 comentario:

Circulo6 dijo...

que hippie...
bonito.. extraña metrica, a veces verso, a veces lo que sea
poeticamente poetico...
(y)